Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

viernes, 6 de febrero de 2015

Masoquismo emocional?

Me he dado cuenta de que muchas veces las personas no somos felices porque no queremos. Se habla mucho de la felicidad, del amor, de sentimientos, de buenos momentos, de las relaciones...
Parece ser que todo el mundo busca la felicidad, pero nadie sabe cogerla cuando se le presenta. O quizás es que no sabemos reconocerla?...Que es la felicidad...? 
A veces nos encerramos tanto en conseguir un gran objetivo, que no somos capaces de aprovechar y disfrutar de los pequeños logros.
Porqué no intentamos sacar el máximo partido de esas pequeñas cosas que sí vamos logrando y pensamos que quizás así llegaremos algun día a lograr la meta fijada?
Por ejemplo, alguien que busca una pareja estable, que le llene, que le complemente con quien posiblemente vivir una vida juntos y se encuentra con una persona que parece que puede ser, porque no aprovecha lo que el destino le ha puesto en su camino y lo disfruta viviendo el día a día, salvando los obstáculos cuando se presentan y sin preocuparse que va a pasar mañana? Acaso es mejor por un simple contratiempo como puede ser la distancia, no tener nada de esto y perderse lo que puede ser la oportunidad de ser feliz? Es que no somos capaces de poner las circunstancias a favor cuando algo o alguien nos importa de verdad?
Porqué la gente se empeña en vivir vidas que no les llenan y buscan fuera pequeños complementos que les haga sentirse mejor, en lugar de tener el coraje de romper con las cadenas que les atan y ser libres para buscar lo que necesitan?
No será que nos acomodamos a lo que tenemos, lo disfrazamos, le cambiamos el nombre y es más fácil mirar hacia otro lado que ser sinceros con nosotros mismos y reconocer que nos equivocamos y poner remedio?
Acaso no merecemos todos la oportunidad de ser felices? Entonces, porque nos la negamos? Porque no usar la llave de la felicidad cuando la encontramos aunque nos abra sólo pequeñas puertas?
No será que en el fondo somos todos un poco masoquistas emocionales...?