Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

domingo, 8 de febrero de 2015

Sí, realmente es caprichoso el azar...

Hoy estaba colocando una canción en la sección de música y como es una canción que tiene mucho significado para mí, al escucharla han revivido recuerdos...han venido pensamientos a mi cabeza...sensaciones a mi corazón y dolor a mi alma. Esta canción la descubrí un día por casualidad descargándome el disco de "Dos pájaros a tiro" y cuando la escuché por primera vez me pareció preciosa, intensa, romántica y real como la vida misma...
Al poco tiempo conocí a alguien con el que empecé una relación...alguien en quien confié...alguien que fué importante y especial para mí...
Y le enseñé esa canción...se la dediqué...se la regalé...la hice nuestra...Y durante mucho tiempo sentí que eso era así...
Pero como dice la canción, ...es caprichoso el azar...y descubrí que esa persona a la que yo consideraba tan especial me había engañado...que esa relación que teníamos era en una gran parte mentira...que el hombre al que yo consideraba por encima de todo mi amigo, no lo era...que ese a quien yo le había dicho tantas veces que me fiaba de él y me fiaría siempre...me había defraudado.
Y me he dado cuenta que cuando yo hice esa canción nuestra...él la hizo también suya con otra persona y no puedo evitar pensar cuántas veces pasaría eso...cuántas imágenes, frases y canciones habré compartido con esa tercera persona sin yo saberlo...Habrá una segunda estrella?...otro recuerdo en el banco de recuerdos?...otro pensamiento aparte de yo que le venía a la mente escuchando La Aurora de Albano?...
Y que nadie que lea esto piense que la decepción  viene de saber que había una tercera persona...porque yo lo sabía y lo tenía asumido....la decepción viene porque durante estos casi dos años que hemos pasado juntos yo siempre pensé, ilusa de mí, que lo nuestro era nuestro...aparte del resto...mi parcela en su vida...
Ahora entiendo muchas cosas y puedo unir piezas del puzzle que no me cuadraban...Y cada vez que coloco una, no puedo evitar pensar en lo fácil que es buscar excusas y explicaciones a cada comportamiento de esa persona cuando no queremos o no podemos ver la realidad...cuando los sentimientos nos nublan la razón y la vista...No puedo evitar pensar, que ojalá alguien me hubiera abierto antes los ojos...