Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

viernes, 20 de febrero de 2015

Los 7 pecados capitales

Los 7 pecados capitales....7 vicios de los que me confieso practicante...7 morbosas prácticas que compartir con esa persona especial...
La gula, marcada por el consumo excesivo de manera irracional...consumiéndose el uno al otro sin preocuparse si es de manera racional...simplemente dejándose llevar sin razón...porque si...porque es lo que en ese momento apetece hacer...sin prisa, sin contar el tiempo...comiéndose el uno al otro ...devorándose con pasión...deleitándose tú en él y él en tí...saboreándose...por mero placer...
La avaricia, otro pecado de exceso...porque no hay que conformarse...hay que querer más...no es sólo escribir, leer, ver de vez en cuando y escuchar a veces...porque hay que querer sentir, notar, oler, saborear, tocar y ver sin una pantalla de por medio...ver y mirar a los ojos, acariciar y besar...tocar mientras se habla...mientras se susurra y se cuenta...quierer tener cerca, oir su respiración y tener al otro dentro...sintiendo en su piel...oyendo sus jadeos confundiéndose con los tuyos...si, querer todo eso y más...querer llegar al éxtasis juntos...
La pereza, el pecado metafísico...abandonarse a ella...sin que en ese momento haya que pensar en nada más que en el ocio y el placer...pudiendo hacer lo que se quiera...contemplar...hablar...comerse el uno del otro...beberse...saborearse...estar quietos...abrazarse...besarse...pasear por las nubes o el arco iris...dejarse llevar por la pereza mundana y hacer todo aquello que nos plazca...
La ira, el pecado del desorden y la impaciencia...porque a veces hay que dejarse llevar por ella en un sentido figurado, para poder deshacerse de todo lo que nos impide conseguir nuestras metas...ira contra la distancia...contra el tiempo...contra las interrupciones...contra las circunstancias...la impaciencia por conseguir llegar cuanto antes a realizar aquello que llevamos tanto tiempo esperando...por poder por fin sentir...por poner los cinco sentidos a todo lo que hasta ahora es simplemente imaginación...
La envidia, el pecado del deseo insaciable...de tener algo que no se tiene...una envidia sana por poder tener lo que tanto se desa, unas horas...un dia...por poder dormir entre esos brazos...un deseo de despertar a su lado...de sentir su piel en la ducha...de sentarse juntos...de tumbarse abrazados...a veces tener envidia de los sueños...porque en ellos las cosas son como se quieran que sean...
La lujuria, el pecado naturalmente sexual...del deseo, del desenfreno, del placer por puro placer...del dejarse llevar por los mas primarios instintos...de la excitación llevada al límite...del hacer lo que el cuerpo te está pidiendo...de poner los cinco sentidos solo en gozar...de tener la única preocupación de satisfacer los más bajos instintos...de experimentar nuevas sensaciones...de sentir cosas que nunca se han sentido...
La soberbia, dicen que es el pecado del que derivan el resto porque es la sobrevaloración de uno mismo para alcanzar las metas y salvar los obstáculos....A veces hace falta para no caer en el desánimo y la frustración...para pensar que se puede ir solucionando todo...juntos...unidos...yendo de la mano...invencibles...y que aunque se tarde más o menos tiempo se conseguirá aquello por lo que luchamos cada día...que no existen los imposibles...que somos capaces...que se puede....